Acerca de la taquilla inversa

En la taquilla inversa el espectador es quien decide, después de ver la obra, pagar lo que considere justo. Se puede ver como una oportunidad que se da a éste de valorar el trabajo de los artistas: lo que implica montar un evento, teniendo en cuenta una remuneración digna de los artistas. Al mismo tiempo se puede adaptar la aportación a las posibilidades económicas de cada cual. Se trata de un ejercicio de responsabilidad y madurez del espectador y a la vez de una apertura. Se puede también ver como una subvención in situ a los que tienen poco poder de compra para que puedan participar en actividades culturales que muchas veces son exclusivas.

La taquilla inversa es también un intento de reformular el consumo de la cultura. Estamos acostumbrados a que todo tiene su precio; a recibir x beneficio por x cantidad de dinero. Queremos invertir el orden y ver el evento artístico como un intercambio entre el artista, el cual se da en su actuación, y el público, el cual agradece dando su aportación en dinero. Con esto recalcamos que no se trata de desvalorizar al artista, sino de todo lo contrario: se trata de permitirnos un ejercicio propio de valoración y agradecimiento.

Con el apoyo del público, podremos seguir ofreciendo nuestro espacio y actividades a todos los bolsillos y facilitar también una vía de comunicación directa entre el público y el artista.

espai ku

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario